CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




viernes, 7 de enero de 2011

LOS CHAKRAS Y LA ACUPUNTURA.-


1. El primer chakra, muladhara o chakra raíz se sitúa entre el ano y el sexo. Está relacionado con la Tierra, la sangre y las capsulas suprarrenales. Se llama en MTC, plexo pélvico y coccígeo. Corresponde a los puntos 1 Ren Mai, Hui Yin (“reunión del Yin”) y 1 Du Mai, Chang qiang (siempre fuerte). Estos dos puntos permiten reanimar a una persona en caso de coma o de ahogo, porque tienen que ver con la energía vital inicial. Están estrechamente ligados a la tierra Yin y entonces, el acupuntor los utiliza para tratar problemas de circulación sanguínea o de sexualidad.

2. El segundo chakra, Svadhistânâ se sitúa al nivel del vello púbico. Está en relación con la sensualidad, el erotismo y la vida sentimental. Gobierna el riñón y la vejiga. Se llama en MTC, plexo ventral lunar que corresponde al punto 6 Ren Mai, Qi Hai (Mar de la energía). El acupuntor lo utiliza en caso de astenia (debilidad del Yang de los riñones) y para tratar cualquier disfunción genital: regla o impotencia.

3. El tercer chakra, Manipura se sitúa entre la punta del esternón y el ombligo. Está relacionado con el desarrollo de la personalidad, la experiencia de la vida. Está ligado al bazo, al hígado, al estomago, y a la vesícula biliar. Se llama en MTC, plexo central solar que corresponde al punto 12 Ren Mai, Zhong Wan (centro del estomago). Es el punto de enlace de los “Fu”, las vísceras. El acupuntor lo utiliza en caso de cansancio nervioso y para cualquier trastorno gastrointestinal: problemas de digestión. También será “punturado” en caso de problemas ligados a la personalidad.

4. El cuarto chakra, Anahata está situado en el centro del pecho, es el chakra del corazón pero también del timo y del pulmón. Corresponde al amor, a la compasión, al altruismo. Se llama en MTC plexo cardiaco que es el 17 Ren Mai, Shan Zhong (en medio del pecho). Es el punto del pericardio y de la reunión de la energía. Se utiliza en casos de problemas cardiovasculares y trastornos de la respiración.

5. El quinto chakra, Vishnuddhâ está situado al nivel de la garganta. Está en relación con la comunicación, la expresión creadora, la palabra y el oído; corresponde también a la glándula tiroides y a los pulmones (soplo del habla). Se llama en MTC plexo de la faringe. Son los puntos 22 Ren Mai, Tian Tu y 23 Ren Mai, Lian Quan (fuente lateral). Todos estos puntos son utilizados para tratar cualquier problema relacionado con la garganta (afonía, faringitis, hipo, absceso, bocio) o cualquier patología dificultando la comunicación verbal.

6. El sexto chakra, Ajna está situado en el centro de la frente. Es el punto rojo o violeta que se pintan las mujeres indias. Asociado a la intuición, se llama también tercer ojo. Tiene que ver con todos los sentidos. Se llama en MTC plexo frontal y corresponde al punto 24 Du Mai, Shen Ting (templo de la providencia) y al punto fuera meridiano 1, Yin Tang (palacio de la mente). Estos dos puntos se utilizan cuando hay problemas de vista, en caso de cefaleas, de vértigos, de zumbidos en las orejas, de sinusitis pero también cuando los sentidos están afectados o cuando la memoria le falla a uno.

7. El séptimo chakra, Sahasrâra, está situado en lo más alto del cráneo. Corresponde a la consciencia universal. Está en relación con la glándula pineal, la epífisis y una acción global sobre el organismo. Se llama en MTC el plexo cervical, punto 20 Du Mai, Bai Hui (cien reuniones). Se le conoce también como el punto de reunión de todos los meridianos. El acupuntor lo puntuará en caso de depresión, neurosis, epilepsia, apoplejía, angustia y trastornos psicosomáticos. Es un punto de harmonización de todas las energías y de todos los meridianos.

Conclusión
Hay una correlación real entre chakras y puntos de acupuntura a nivel de órganos y sentimientos implicados. La MTC como el Tai ji quan o el Qi Gong actuará en el sentido de un reequilibrio energético de los órganos implicados mejorando el estado psíquico.