CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




jueves, 15 de diciembre de 2011

HABLEMOS DE LA LECHE...


En el pasado mes de julio publicamos un informe en el cual subrayamos la responsabilidad que los vegetarianos-veganos-animalistas tienen, con sus actitudes hacia quienes hacen uso de la carne y otros productos animales, en las masacres que cotidianamente se perpetran hacia los Animales.

Ahora, aun queriendo hablar de estafas alimentarias en el ámbito de un uso racional del alimento para el Estudiante que está en el camino de la realización del Yo Superior, queremos dar una mano a los animales, a quienes apreciamos tanto. En un futuro os prometo la publicación de un buen informe extraído del libro IO SONO immortale que tendrá como título CÓMO COME UN INICIADO.

En este punto hablemos de la leche: creo que ningún estudiante de nuestra Escuela hace ya uso de la leche por dos motivos: uno es que tomar leche siendo adultos es una perversión únicamente de la raza humana: sólo los cachorros necesitan leche; el otro motivo que resulta paralelo al primero es que estas vacas no son vistas como animales que tienen y deben continuar poseyendo una dignidad, sino como máquinas de producción para exprimir, literalmente. Por consiguiente la mayoría de las veces están encadenadas toda la vida.


fonte immagine : www.infolatte.it


Del sitio www.infolatte.it leamos: "Desde la edad de alrededor de dos años, las vacas transcurren preñadas nueve meses al año. Poco después del nacimiento, los terneros son arrancados a la madre para que no tomen la leche y encerrados en pequeños recintos donde a duras penas pueden moverse. Son alimentados con una dieta inadecuada a propósito para volcerlos anémicos y hacer que su carne sea blanca y tierna (como les gusta a los consumidores) y finalmente son enviados al matadero. La vaca será entonces ordeñada por meses, durante los cuales será obligada a producir una cantidad de leche diez veces superior a lo que habría sido necesario, en la naturaleza, para nutrir al ternero."

Las vacas son comúnmente fecundadas mediante inseminación artificial; es frecuente también la transferencia embrionaria, práctica extremadamente dolorosa, tanto como para pedir anestesia epidural por ley. Esta práctica es usada para multiplicar rápidamente la cantidad de vacas de “alta calidad”, o sea más productivas. Años de selecciones genéticas han hecho que las vacas lecheras actualmente produzcan cerca de diez veces la cantidad necesaria para nutrir a los propios terneros, entre los 30 y los 50 litros de leche al día. A causa de la alta producción de leche a la cual están obligadas, las vacas están en un contínuo estado de “hambre metabólica”, a fin de que su cuerpo provea, agotándose, las energías necesarias a todas sus funciones. Además, las mamas son tan pesadas que el peso incide considerablemente sobre las patas posteriores, dañándolas gravemente: son muy frecuentes los casos de cojera encontrados en las vacas lecheras.

Además del peso, un factor determinante está representado por el hecho de que, durante el invierno son a menudo alojadas en áreas específicas, en la mayor parte de los casos demasiado apretadas para permitir un espacio adecuado, así que a menudo las patas posteirores de los animales quedan por horas en el canal de escurrimiento de los reflujos, justo detrás de estas áreas, casi pudriéndose.

Otro factor está constituido por la insuficiencia de un espacio para recostarse; como resultado, las vacas se echan sobre sus propias necesidades y por contacto directo con el suelo les causa abrasiones e inflamaciones de las articulaciones: las vacas no son como los caballos que viven toda la existencia de pie.
Pero el costo en dolor y sufrimiento del animal no es cuantificable: todas estas patologías contribuyen de manera determinante a privarlas casi totalmente de energías, tanto como para no lograr materialmente permanecer de pie, convirtiéndose en lo que comúnmente se define como “vacas a tierra”: qué maravilla...

Otra patología frecuente de las vacas lecheras es la manifestación de mastitis, dolorosa infección bacteriana de las mamas cuyas causas principales están constituidas por las máquinas de ordeñe automático y por las escasas condiciones higiénicas de los tambos; el 30% de las vacas lecheras la sufren y esto cuesta a la industria láctea europea 1,5 millares de euros al año; se considera que cada año se utilizan millones de dosis de antibióticos (a menudo penicilina) para curar esta patología, con enorme costos financieros, y una parte de los fármacos nos la comemos nosotros a través de la cadena alimenticia.

Estas son a menudo las condiciones de estos animales:





El verdadero problema es que están tratando de modificar genéticamente estas vacas para hacerlas resistentes a la mastitis; lee aquí. Estamos en un clima de pura locura.

Además del caso de la leche, el mismo discurso vale también para los quesos, claramente, visto que para producir un kilo de queso son necesarios varios litros de leche; no podemos escaparnos así nomás...

Si no se conoce el método de extracción de la leche y las condiciones de cómo es tratado el animal (vaca, oveja, cabra), un Estudiante en el camino de la realización del Yo Superior
considera justo no contribuir a este tipo de disarmonía. Recordemos que todo el dolor y la disarmonía del mundo, presionando sobre el insconsciente colectivo, como quiera que sea nos envuelve a todos mientras tengamos formas-pensamiento con las cuales estemos enganchados al inconsciente colectivo mismo.

Ahora pasemos a las estafas comerciales.

Las partes en rojo que siguen las hemos extraído del sitio www.latte.it/Pages/datieconomici.htm, pero las hemos modificado sin pudores para dar énfasis a partes específicas; veamos las definiciones de los varios tipos de leche.

Leche cruda (fresca de establo)
Es la leche de la vaca, fresca de establo, que no dura más de dos días si no se hierve, cuatro días si se hierve; es siempre aconsejable hervirla. A la fecha, en Italia, hay 1239 distribuidores de este tipo de leche (mira el mapa). Este producto es literalmente producto de la vaca.


Leche entera fresca pasteurizada
Leche entera un carajo: por ley debe tener un contenido de materias grasas al menos del 3.5%. Es entera sólo por declaración ya que la mayor parte de la parte grasa ha sido sacada y nos venden una especie de descarte que llamamos entera sólo porque una normativa lo define así. La pasteurización es el proceso de calentamiento al cual son sometidos la leche y otros productos alimenticios, generalmente a temperaturas entre los 54 y los 70°C y por tiempos comprendidos entre los 20 y los 30 minutos. Existen también nuevos métodos llamados "flash" que calientan la leche de 65 a 76°C por 15-22 segundos. De este modo se destruyen parte de las bacterias patógenas y se retarda el desarrollo de otras bacterias (se necesitan temperaturas más altas para eliminar el tifus, colibacilos, micobacterias, brucella, como ha afirmado el doctor Norman Walzer).
El calor de la pasteurización es suficiente para destruir las bacterias lácteas como el Lactobacillus acidophilus necesario para la síntesis de las vitaminas del complejo B en el colon.

Leche parcialmente descremada fresca pasteurizada
Leche que contiene el 1.8% de materias grasas; nos venden esta agua sucia a veces enriquecida con las vitaminas A y D para compensar las pérdidas nutricionales y nos quieren convencer diciéndonos que posee pocas calorías, mientras en realidad para las industrias sería un producto de descarte: deberían regalarlo a los consumidores para evitar tener que deshacerse de él ellos mismos. Después vosotros compráis a parte, pagándolos a peso de oro, la nata y la manteca.

Leche descremada fresca pasteurizada
Esta leche contiene menos del 0.5% de materias grasas, un cementerio de nutrientes. Puede ser enriquecida con Vitamina A para compensar las pérdidas debidas a la sustracción de grasas. ¿Pero os dáis cuenta? A veces puede ser integrada con la Vitamina D para dar la apariencia de algo que sabe a algo. En este caso este producto no nos lo deberían regalar, más bien nos deberían pagar por digerirlo en su lugar.

Leche U.H.T.
LA leche U.H.T. es tratada a altas temperaturas y envasada en conetendores estériles: esto permite una conservación a temperatura ambiente por cerca de 3. Una vez abierto el envase, la leche U.H.T. debe ser consumida dentro de un día, más rápido que los otros tipos de leche. El tratamiento UHT no garantiza la destrucción de las esporas más resistentes.

Leche larga vida
La leche larga vida es la más difundida también respecto a la fresca; su éxito es debido al hecho de que a los consumidores les resulta más cómodo porque dura más.
Laboratorios especializados han verificado también si está exenta de contaminantes y sustancias peligrosas y han puesto a prueba las marcas más difundidas analizándolas, comenzando por la etiqueta (en muchos casos no exhaustiva) para terminar con la degustación.
Las pruebas de laboratorio han evidenciado, en cambio, la presencia en casi todas las bolsas de trazas de cadmio y cromo, pero en cantidades muy despreciables y no alarmantes.
En lo que se refiere al gusto, sólo un par de productos han merecido un juicio bueno bajo este perfil, muchos otros son suficientes, algunos productos en cambio no han sido del agrado de los degustadores.

No queremos hablar de las sofisticaciones alimentarias que hacen a la leche condensada, leche en polvo y leche aromatizada.



¿ESTAFAS COMERCIALES?
Para hacerles ver esto, el otro día fui al supermercado e indagué sobre la Leche Fresca Blu Premium Parmalat: el sitio dice que es una leche microfiltrada y mantiene inalteradas sus características por 15 días, a pesar de que, por ley, vence a los diez días.

¿Entonces?

Por ley, una leche definida "fresca" no puede tener más de 6 días de vecimiento (Decreto Ministerial 24-7-03 artículo 1). Uhm... veamos cómo están las cosas. La parte que sigue fue relevada en el sitio http://www.cibo360.it/alimentazione/cibi/latte/latte_microfiltrato.htm.

Después de una campaña publicitaria televisiva de 5 billones, la leche Frescoblu conquista una buena tajada del mercado. La competencia no se queda y contraataca con recursos primero al garante de la publicidad (con resultado negativo), luego en el Tribunal de Bologna que decreta que la leche Frescoblu no puede ser llamada fresca pasteurizada. Después de la institución de una comisión de encuesta, se hace un decreto que permite llamar "fresca" la leche microfiltrada.
Este acontecimiento ha forzado los tiempos de una reforma que quizás no habría todavía ocurrido, la de la legislación de la leche fresca.
Las técnicas de producción y las condiciones higiénicas han mejorado mucho en estos años: esto ha producido un aumento de la vida de la leche de la leche fresca,que en efecto dura mucho más de 4 días.
Cualquiera puede hacer la prueba: la leche fresca tiene una duración variable y puede llegar hasta 8 días sin ninguna alteración. Pero la ley (del 1989) habla claro: la leche fresca DEBE durar cuatro días, no se puede poner un un día más en la fecha de vencimiento! ES también por este motivo que el tribunal de Bologna dio la razón a la Granarolo contra la Parmalat.
En julio del 2003,el momento decisivco: constatado que existen tecnologías que hacen la leche fresca más longeva y que también la leche tradicional dura más que antes, fue emanado un decreto que alarga la vida de la leche fresca hasta 6 días después del tratamiento térmico y a 11 días si la leche es microfiltrada.

Haberlo sabido antes..: digan lo que digan, yo no me fío de que una leche pueda conservar las mismas propiedades nutritivas si es filtrada en cedazos cerámicos capaces de eliminar las impurezas responsables de la degradación; ¿pero cómo se hace para mantener inalteradas las propiedades nutricionales (admitiendo que la leche pueda nutrir)? Y, admitido y no concedido, cómo se hace para llamar FRESCA una leche de tantos días? Es como esa idiotez de la pasta fresca que se compra en el supermercado y que de fresco sólo tiene la temperatura ya que es conservada en los mostradores heladeras.
Así como para el aceite, ¿sabéis que tampoco para los quesos ni para a leche es obligatorio indicar la proveniencia en la etiqueta? El martes 21 de julio de este año los ganaderos italianos, en una protesta coordinada por la Coldiretti y con la presencia del Ministro de las Políticas Agrícolas Luca Zaia, han organizado un control de los camiones cisternas de leche provenientes del otro lado de la frontera.
En definitiva, la demostración versaba, justamente, sobre este aspecto, como leemos de un informe on line: La protesta pacífica de Coldiretti [...] la tutela del producto italiano es compartida.
Proteger las hileras productivas verdaderamente italianas, donde el producto es fruto de la excelencia de nuestros territorios, es fundamental, sobre todo en un momento difícil como éste. El valor agregado del made italy no puede ser desvalorizado colocándole marcas sobre productos elaborados en Italia, pero obtenidos de materias primas que llegan del exterior. Es una tomadura de pelo para los productores que trabajan seriamente y para los consumidores que con confianza prueban a comprar italiano y se encuentran en la mesa con productos sin las características requeridas. (fuente texto: www.sassuolo2000.it AQUÍ - fuente imagen: www.panorama.it).

Esto es lo que ocurre: En Italia, según los datos brindados por el presidente de la Coldiretti, "en un año llegaron bien 1,3 millares de litros de leche estéril, 86 milliones de kilos de cuajada y 130 millones de kilos de leche en polvo de los cuales cerca de 15 milioni di chili son de caseína utilizados en lácteos y quesos con desconocimiento de los consumidores y perjuicio de los ganaderos". A riesgo - sostiene la Coldiretti - hay 43 mil establos, casi 200 mil ocupados y más de 22 millares de euros de valor generado por la hilera en el sector lechero de lácteos que representa la voz más importante del sector agroalimentario italiano. La situación está destinada a agravarse dado que desde el primero de enero de 2009 - denuncia aún la Coldiretti – puede ser incorporado hasta el 10 por ciento de caseína y caseinatos en el queso,en lugar de leche, según lo previsto por el reglamento comunitario 760/2008 del 31 de julio de 2008. (fuente: www.larepubblica.it AQUÍ)


OSTEPOROSIS
Sin embargo, hay entre vosotros pobres ilusos que creéis en la estupidez de que el calcio en la leche y sus derivados pueda hacer bien a los huesos y a la osteoporosis: y bien, haced esta prueba. Tomad un hueso de pollo y sumergidlo en agua y vinagre por un día, luego sacadlo. Veréis que el hueso se flexionará y no se quebrará. Esto significa que el hueso ha perdido el calcio y ha mantenido las estructuras proteicas en silicio que lo hacen elástico; muchos de nosotros hemos hecho este experimento en los laboratorios de la escuela. La osteoporosis es una enfermedad del esqueleto que predispone al enfermo a un aumento del riesgo de fracturas. Ahora viene lo bueno: la llamada MOC (mineralometría ósea computarizada) es una técnica diagnóstica para la comprobación del grado de mineralización de los huesos y, por lo tanto, representa el examen de referencia para la diagnosis de la osteoporosis.

Y bien, ¿qué mineral o su ausencia lee la MOC?

¿El calcio?

NO!!! Respuesta equivocada: con la MOC no se"lee" ningún tipo de mineral !!!


¿Cuál es el aparato que realiza la MOC? Cáspita, he hecho un poco de investigación y éste se llama DXA, que significa Dual energy X-ray absorptiometry, que en definitiva mide la densidad de los huesos por medio de rayos X; esto quiere decir que este tipo de técnica a rayos X no es capaz de entender qué mineral analiza, sino sólo determinar el estado de la densidad del cuerpo examinado: es un análisis CUANTITATIVO y no CUALITATIVO.

La MOC releva sólo si la estructura ósea ha perdido densidad y, aun si ningún médico haya nunca dicho que releva la pérdida de calcio, luego prescriben el uso de lácteos para reintegrar el calcio. Pero ahora yo hago una observación: visto que el riesgo de un osteoporótico es la fractura, si sus huesos hubieran perdido calcio, no deberían romperse de ningún modo, no serían frágiles, sino que serían elásticos como el experimento del hueso en vinagre, ¿no te parece?. Uhm, buena observación, ¿verdad?
Ahora ten presente esto: los lácteos, todos sin excepción, en fase de digestión producen metabolitos ácidos y hacen el ambiente general muy ácido.
Los huesos, después de los músculos, son las reservas principales a las cuales el cuerpo da la orden de sacrificar los minerales para tratar de anular (tamponar, para ser precisos) los altos niveles de ácidos contenidos en el cuerpo y cuando lo hace, los músculos pierden sodio y los huesos pierden silicio, por esto con la osteoporosis se vuelven frágiles, porque queda demasiado calcio y no hay más silicio. Los lácteos, por lo tanto, hacen aumentar el riesgo de fracturas óseas si por osteoporosis entendemos la pérdida de las estructuras elásticas a base de silicio de los huesos. Fácil, ¿no?

FUENTE:Soy Inmortal.es.- ALIMENTACIÓN CONCIENTE, RECETAS SANAS,ARTÍCULOS