CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




lunes, 9 de enero de 2012

LA AUTOMEDICACION-

automedicarse

La automedicación
Los fármacos, como sustancias químicas que son, tienen unos efectos deseables sobre la salud, pero también pueden tener efectos indeseables. Por ello han de ser usados de manera responsable y consultando siempre al médico ante cualquier duda.
1. Sin consejo médico
2. Ojo a los peligros
3. Automedicación responsable
1. Sin consejo médico

La automedicación consiste en tomar medicinas que no han sido prescritas por nuestro médico. Tomar medicamentos para todo se está convirtiendo en un hábito común en nuestra sociedad; medicamentos para relajarse, para animarse, para el dolor de cabeza, para los problemas gástricos... Siempre existe un motivo para consumir alguno de los medicamentos que acumulamos en nuestras casas.

Actualmente, la disponibilidad de medicamentos que no exigen receta médica, la falta de tiempo para todo y el hecho de que todo el mundo parece saber cómo tratar sus dolencias está disparando el fenómeno de la automedicación.

Por otro lado hay una predisposición a la automedicación, por el grado de libertad y autonomía que implica, pero hasta el momento no se disponen de reglas claras para controlar esta práctica.

Todos nos hemos quejado alguna vez de alguna dolencia y no falta quién acude presto a nuestra ayuda recomendándonos que tomemos tal o cual medicina que le fue muy bien a él o a algún conocido.

2. Ojo a los peligros
Complicaciones.La automedicación nos puede dar más de un problema. Puleva Salud.

Sin embargo hemos de tener en cuenta que cada persona reacciona de una manera distinta ante el mismo medicamento y además puede que el padecimiento que tenemos sea distinto de aquel para el que se tomó la medicación.

Además, todo medicamento tiene efectos secundarios que pueden alterar nuestra salud, por lo que debemos ser respetuosos con ellos. Se conoce con este nombre a efectos sobre nuestro organismo que no son los que se persiguen con la medicación. Esto es especialmente importante si tenemos alguna enfermedad o dolencia asociada o si estamos tomando otros medicamentos y sobre todo si existe un embarazo.

Los efectos secundarios más comunes son náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, urticaria. Pero otros pueden producir alteraciones más graves e incluso un shock si somos alérgicos a su composición. Si padecemos otra enfermedad, puede que el medicamento la agrave o la complique.

Por otra parte la asociación de ciertos medicamentos puede ser peligrosa, aumentando su efecto, cambiándolo o anulando uno de ellos el efecto que debería tener el otro.

Otro aspecto a tener en cuenta es que puede ser que estemos tomando un medicamento para un síntoma como la fiebre, la diarrea o el dolor de cabeza que sean la manifestación de alguna enfermedad que no se cure con esa medicina.

Además si tenemos alguna patología más seria y estamos tomando un medicamento por nuestra cuenta, podemos cambiar los síntomas y que sea más complicado después diagnosticar la enfermedad.


3. Automedicación responsable

La automedicación responsable según la OMS es aquella en la que las personas tienen el derecho y la responsabilidad de participar individual y colectivamente en el cuidado de su salud.

Por ello el paciente debe tener conocimientos mínimos sobre las patologías menores y sobre las enfermedades crónicas que él mismo padezca, para poder hacer un uso adecuado de ciertos medicamentos que se expenden sin receta por considerarse que su uso responsable es eficaz y seguro para el consumidor.

En esta línea son esenciales los conocimientos sobre prevención de enfermedades, que se aplican a la alimentación, la vivienda o el trabajo.

El farmacéutico puede recomendar pero le faltan los conocimientos en medicina y la capacidad de diagnóstico que sólo tiene el médico.

Debemos saber que la prescripción de un determinado medicamento la realiza el médico teniendo en cuenta la clínica de cada paciente, su estado de salud, sus circunstancias fisiológicas, sus antecedentes de otras patologías, su historial alérgico, la medicación que toma actualmente, etc.

Puleva Salud.-http://sincrodestino2012.ning.com/profile/mariaangelicasassone