CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




viernes, 13 de enero de 2012

el Sonido importante herramienta


Los sonidos son parte integral del ambiente, producen vibraciones en nuestro cerebro e inducen estados mentales/emocionales positivos o negativos. Nuestro ambiente incluye los sonidos de la naturaleza (cantos de pájaros, lluvia, viento, etc.); también los ruidos del ambiente moderno y la “música” hermosa con finas armonías y el colorido de sonidos armoniosamente acompasados. El ambiente también incluye otro tipo de composiciones que usualmente se denominan música, pero que son solo ruido enloquecido, como el heavy metal, y otros ritmos.

En la antigüedad los Pitagóricos conocían el arte del poder curativo de la música. Para ellos la música era no sólo una forma de entretenimiento, sino también una fuente de salud, conteniendo acordes de ritmo y melodía que armonizan y equilibran el cuerpo humano. Se cuenta que en un incidente en la antigua Grecia, cuando un hombre iracundo atacó a un enemigo, blandiendo su espada, listo para matar. De súbito, un “sabio pitagórico”, dándose cuenta de la situación, produjo un acorde en su lira. Instantáneamente cesó toda ira y odio en el supuesto atacante y se volvió manso como un cordero… Ciertos acordes de música podrían ser usados por la policía para disipar los amotinamientos y manifestaciones violentas, y seria más efectivo que los chorros de agua y proyectiles de goma.

Los Pitagóricos sostenían que todos podían escuchar un tono de sonido elevado, la Música de las Esferas, con sólo sintonizarse con él. Esta es la "Corriente de Vida Audible" y una vez que uno se reconecta con esto, puede haber curación.


EFECTOS DEL SONIDO

Mas de actualidad es el trabajo de Jonathan Goldman, quien perfeccionó los "Cánticos de Chakras" para sintonizar el cuerpo energéticamente. Entre otros investigadores y productores de música sanadora tenemos a: Tom Kenyon, quien utilizando cuencos de cristal resonantes estudia el efecto de estos sonidos en el cerebro. La música del Hemi-Sync del Instituto Monroe, y otros mas de este tipo, con frecuencias especiales para equilibrar los hemisferios cerebrales. Esta tecnología de sonido está logrando algunos resultados maravillosos para la sanación de enfermedades, físicas, mentales y emocionales.


Es importante conocer los efectos del sonido y la música sobre nuestra salud y estados mentales y emocionales. La música de calidad y hermosa nos fortalece, trae paz y nos pone en armonía con la esencia de la fuente de la vida. Por el contrario el ruido y la música de baja calidad armónica debilitan el sistema energético, causa confusión mental, deteriorando la sensibilidad de la persona hasta tal punto que prefiere la fealdad, lo grotesco e inarmónico y las emociones violentas; alejándola de su centro con la fuente creadora de vida. Y como lo demostró Dorothy Retallack, la fea música de rock mata las plantas, o como lo muestran las fotografías de Masaru Emoto el efecto de la música heavy metal en el agua produce feas y distorsionadas formas.

La música, sabiamente usada, puede ayudar a despejar y purificar el cuerpo, las emociones y los modos de pensar. En cuanto más acostumbremos la música excelente en nuestro ambiente, mayor será nuestra armonía con la fuente y esencia creativa consciente.

El sonido afecta los átomos del cuerpo y de cualquier sustancia material, el sonido tiene el poder de modificar la materia, especialmente cuando se le imprime intencionalidad y dirección. Según la física moderna lo que hace diferente a la materia de la energía es, su nivel de vibración,.. su frecuencia..

La luz, la materia y el sonido se componen de diversas velocidades de vibración, y son el resultado de la octava a la que resuenan. Algunas frecuencias tienen la capacidad de mejorar la percepción espiritual de la conciencia, ya que inducen a que la mente y el cuerpo empiecen a resonar con ellas. Cada frecuencia, realiza una función específica según las leyes del universo.

Lo que percibimos con nuestros sentidos es en realidad campos electromagnéticos “resonantes”, estrechamente interpenetrados. Toda la materia es sonido y emite sonido, aunque estos sonidos se encuentren, en su mayoría, fuera de nuestro campo físico de audición. Nuestro cuerpo físico es también campos electromagnéticos resonantes, como también nuestra aura.

La ciencia de la cimatica demuestra en forma visual el modo en el que el sonido “organiza” (o desorganiza) la materia. El alemán Dr. Hans Jenny demostró con sus experimentos en los que, colocando polvos finos sobre una lamina de metal y se aplicaba una vibración de ondas acústicas, las partículas se organizaban formando patrones intrincados; estos sorprendentes patrones, también conocidos como figuras Chalynadi, configuran, en el caso de los sonidos armónicos, mándalas, dibujos geométricos simétricos. La ciencia de la cimatica prueba que cualquier sonido cercano al cuerpo humano origina un cambio físico, modificando sus campos electromagnéticos.






Edgar Cayce, en los años 30 dijo que el sonido seria la medicina del futuro… y ya estamos viviendo ese futuro como un ahora, en el que el sonido manejado con sabiduría está siendo empleado con buenos resultados en procesos de sanación, y es usado hoy, por muchas personas, como una poderosa herramienta para la transformación consciente e intencional de la red neuronal cerebral, que facilita el despertar hacia mayores niveles de la consciencia, donde podemos vivir como experiencia propia las frecuencia y vibraciones de la Gratitud, el Amor y la Paz.. como estados del ser, no como situaciones externas.

Vive la experiencia de la música de calidad y de frecuencias especiales, que ayudan a tu proceso consciente de evolución, como ejemplos tenemos la clásica como la de Mozart; la música combinada con sonidos de naturaleza como la de Dan Gibson, la música serena y pacifica como la denominada Liquid Mind, la de Deuter, Llewellyn, Anthony Miles, Corciolli, Joon Serri, Medwyn Goodal, Mike Rowland, Philp Chapman, Constance Demby; la música especial intencionalmente enfocada en la sanación, con el uso de frecuencias especiales como la de Anugama, Jonthan Goldman, Jacotte Cholet, Robert H. Coxon, Steven Halpern, la denominada biomusica, el Brayn Sync de Kelly Howell, los cantos armónicos tibetanos, la música para Chakras, etc.. Vivimos un momento maravilloso donde tenemos disponibles cientos de composiciones musicales “muy especiales”… que facilitan la transformación consciente acelerando la evolución hacia un “humano” no solo de cuerpo sino también de “consciencia humana”.

La recomendación general para escuchar esta música es: calmarse, relajarse y vivir la experiencia de la música en el momento presente,.. dejándose envolver e interpenetrar por el sonido como si se tratara de fluir en una corriente, sin oponer resistencia.. sentir gratitud por todo lo que hace posible la sublime experiencia de esta música. Calmar la mente, centrándose en “sentir”.. la música.

http://musicaespecialparaelalma.blogspot.com