CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




martes, 20 de marzo de 2012

ADELGAZA CON TU CABEZA



Adelgaza con tu cabeza
Lo difícil, a veces, no es sólo adelgazar sino mantener el peso que se ha perdido y no volver a recuperarlo. No debemos confiar en las dietas milagrosas que hacen perder peso en poco tiempo y que fuerzan el metabolismo. Perder peso con eficacia sólo depende de ti, de tu voluntad y de tu constancia.
1. Adelgaza sin necesidad de dietas
2. Rechazo a las dietas yo-yo
3. Adictos a la comida
4. Cómo perder peso eficazmente

1. Adelgaza sin necesidad de dietas
Controla la situación. No a la ansiedad y al sedentarismo y sí a una dieta equilibrada.

Para adelgazar no es necesario hacer régimen ni dejar de comer, sino comer de todo con moderación y no llevar una vida demasiado sedentaria. No debemos excluir de nuestra alimentación ningún alimento, pues todos los nutrientes tienen funciones específicas e insustituibles. Lo importante es tener una alimentación equilibrada y hacer que nuestro cuerpo gaste más energía.

El sobrepeso normalmente se debe a que comemos más de lo que nuestro organismo necesita, a una vida sedentaria y una alimentación inadecuada. No se trata de hacer dietas que nos hagan pasar hambre o privarnos continuamente de alimentos que nos gusten, sino de saber comer con moderación, hacer un mínimo de ejercicio físico a la semana y corregir hábitos alimentarios inadecuados, controlando el tipo de alimentación y evitando comer por ansiedad o para tranquilizarnos.

Para adelgazar con eficacia es necesario planteárselo a largo plazo, de esta forma se lograrán mejores resultados y será más fácil mantener los kilos que se han conseguido reducir. Cuando una persona desea adelgazar, es fundamental estar totalmente convencido de que lo desea y tener una actitud positiva.

2. Rechazo a las dietas yo-yo

Las dietas drásticas que hacen perder peso en poco tiempo son peligrosas para el metabolismo y producen en quienes las realizan sensaciones de fracaso, frustración y ansiedad.

Son regímenes bajos en calorías que requieren un gran esfuerzo durante un periodo corto de tiempo, pero no son eficaces porque cuando se abandona la dieta se recupera rápidamente el peso perdido. Es lo que se conoce como efecto yo-yo.

Las dietas yo-yo producen fluctuaciones repetidas de peso. Una vez que se ha vuelto a recuperar lo que se había perdido, se vuelve a empezar con la dieta, hasta que quien la realiza se da por vencido por no lograr mantener el peso, sintiéndose culpable por ello.

Estas dietas producen una pérdida de la autoestima y pueden ocasiones depresiones y problemas de ansiedad.

3. Adictos a la comida

A veces tenemos el deseo de comer sin tener hambre. Nos creamos este hábito cuando estamos nerviosos, cuando sentimos ansiedad o incluso por aburrimiento. Convertimos la comida en nuestro refugio y acudimos a ella a la menor contrariedad, llegando incluso a crearnos cierta dependencia. Podemos decir que nos hacemos adictos a ella.

Una de las razones por las que comemos compulsivamente es por aburrimiento o por insatisfacción, al tener una vida vacía y sin motivaciones. Es una cuestión mental, nos creamos el hábito de comer como descarga de nuestras emociones e inconscientemente establecemos un vínculo entre la comida y las emociones.

Con esto, lo único que conseguimos es comer compulsivamente, sin horario y sin medida. Esto afectará a nuestra salud mental y física, pasando de la delgadez al sobrepeso en cortos periodos de tiempo. Se pierde la noción de "hambre" como necesidad física y se confunde con ganas de comer, ansiedad o hambre desproporcionada.

- Trata de salir de esta situación y no te refugies en la comida para aislarte de tus problemas.

- Intenta identificar qué situaciones son las que te producen esa ansiedad que intentas aliviar comiendo.

- Busca alguna alternativa que te permita superarla sin recurrir a la comida.

4. Cómo perder peso eficazmente

Perder peso sólo depende de ti, no busques la solución en dietas milagrosas ni lo planifiques a corto plazo. Con moderación, paciencia y constancia lo lograrás. Veamos algunas sugerencias:

- Aprende a comer bien. Llevar una dieta equilibrada y tener buenos hábitos alimenticios es necesario para perder peso. Busca tiempo para cocinar y evita los precocinados y las llamadas comidas rápidas, suelen ser muy altas en grasas.

- No evites ninguna comida pensando que así reducirás peso, tan sólo conseguirás llegar a la mesa con tanta hambre que comerás más de lo habitual. Lo recomendable son tres comidas fuertes y a media mañana y a media tarde tomar un tentempié.

- Fíjate metas realistas y alcanzables. No te fijes metas en un periodo de tiempo corto que no puedas lograr, ni pretendas tener un peso por debajo de tu constitución, será imposible mantenerlo. Sé realista y piensa que no se puede ir "contra natura", no debes compararte con modelos de belleza que no sean alcanzables, acéptate y manténte delgada según tu constitución natural.

- Practica ejercicio físico. Practicar ejercicio de forma regular contribuye a quemar más calorías. El ejercicio ha de ser moderado (pasear, correr, montar en bicicleta, nadar, etc.) sin esfuerzos excesivos que nos deje totalmente agotados. No hay que preocuparse si al empezar a hacer ejercicio no se pierde peso. El motivo es que, aunque estamos perdiendo kilos de grasa, también estamos cogiendo músculo.

- Ten constancia. Para perder peso y mantenerlo es fundamental ser constantes. Debemos tener voluntad, ser autodisciplinados, saber decir "no" y estar convencidos de que eso es lo que se desea. Estar mentalmente convencido es necesario para lograrlo y superar cualquier esfuerzo.


Publicado:Maria A:Sassone