CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




viernes, 11 de noviembre de 2011

LOS BIOMARCADORES ACELERAN EL DIAGNOSTICO DELA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER


Médicos e investigadores han enfrentado dificultades al referirse a las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer, o sea antes de que el paciente muestre señales externas de problemas cognitivos, debido en parte a la falta de términos comunes y específicos para describir las fases iniciales de la enfermedad. Un estudio de Mayo Clinic recomienda añadir categorías para identificar y tratar mejor a la gente, aparte de ofrecer definiciones normalizadas con las que los investigadores puedan trabajar. El estudio se publica en la edición de este mes de “Anales de Neurología”.

Los investigadores evaluaron las nuevas pautas de la etapa preclínica de la enfermedad de Alzheimer, publicadas recientemente por un grupo de trabajo conformado por el Instituto Nacional del Envejecimiento y la Asociación para Alzheimer (NIA-AA, por sus siglas en inglés). El trabajo de este grupo constituye el primer intento por definir criterios para la fase preclínica de la enfermedad de Alzheimer, a la que cada vez se reconoce más como una etapa latente del mal en la cual la patología de la enfermedad de Alzheimer y los biomarcadores de esa patología se vuelven anormales, aunque la persona permanezca sin mostrar síntomas clínicos. Estas pautas representan un paso importante hacia delante porque cada vez se evidencia más que el mejor momento para tratar la enfermedad es durante esa primera etapa.

No obstante, los científicos de Mayo llegaron a la conclusión de que las tres etapas definidas por el grupo de trabajo no eran suficientes para describir a todos los pacientes ancianos de cognición normal y recomendaron añadir dos grupos más.

“Las pautas importantes que el grupo de trabajo del NIA-AA desarrolló fueron un paso fundamental para esclarecer el avance de esta devastadora enfermedad y ayudar a diagnosticarla antes”, comenta el autor principal Dr. Clifford R. Jack Jr., neurólogo de Mayo Clinic y Profesor “Familia Alexander” para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer. “Nuestro estudio desarrolló aún más ese trabajo al recomendar dos subgrupos adicionales que ameritan atención”.

Además de las etapas 1, 2 y 3 identificadas por el grupo de trabajo del NIA-AA, los autores plantean dos categorías adicionales:

  • Etapa 0: pacientes con biomarcadores normales que no muestran evidencias de deterioro cognitivo. Se calcula que 43 por ciento de todos los ancianos de cognición normal recaería dentro de la clasificación de la etapa 0.
  • Pacientes “SNAP” (siglas en inglés para la fisiopatología que se cree no corresponde a la enfermedad de Alzheimer): los estudios por imágenes de estos pacientes muestran material amiloide normal en el cerebro, pero anomalías en los biomarcadores para neurodegeneración. Se calcula que 23 por ciento de los ancianos de cognición normal recaería dentro de la categoría de pacientes “SNAP”.

“Sin las categorías adicionales recomendadas por nosotros, más de la mitad de todos los pacientes con enfermedad de Alzheimer en fase preclínica recaería “forzadamente” dentro de una categoría que no describe su condición actual”, señala el coautor del estudio, Dr. Ronald C. Petersen, neurólogo y Profesor “Cora Kanow” para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer de Mayo Clinic. “Una definición más clara de las etapas preclínicas de la enfermedad de Alzheimer y de las categorías de ancianos que no deben clasificarse como enfermos preclínicos de Alzheimer, puede mejorar el diagnóstico y ayudar a controlar esta devastadora afección”.

Según la Asociación para Alzheimer, esta enfermedad afecta a más de 5,4 millones de estadounidenses y la incidencia va en aumento pues una de cada 5 persona desarrolla la afección cada 69 segundos. La enfermedad de Alzheimer destruye las células cerebrales, ocasionando problemas de la memoria, pensamiento y comportamiento lo suficientemente graves como para afectar el trabajo y las relaciones familiares o sociales del individuo. La enfermedad termina por afectar las actividades más básicas de la vida cotidiana, es incurable y por último cobra la vida de la persona. La enfermedad de Alzheimer es la sexta causa principal de muerte en Estados Unidos y la quinta causa principal entre gente de 65 años o más, según revelan las estadísticas de la asociación.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic. Todos los derechos reservados.-Maria A.Sassone