CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




domingo, 12 de febrero de 2012

Dieta-yin-yang-la-dieta-equilibrada-2.

ALIMENTOS DE LA DIETA YIN-YANG:

Cereales integrales biológicos y sus derivados

Llevan en sí prácticamente todos los elementos nutritivos que el organismo precisa. Nos aportan una energía constante y equilibrada. Y su asimilación exige mucho menos esfuerzo al organismo que las carnes, huevos, quesos etc…
Son una fuente de proteínas, al igual que las legumbres, siempre que sean de origen biológico, es decir, cultivados libres de fertilizantes, pesticidas, insecticidas… Por lo tanto, una dieta equilibrada tiene que contener como base a los cereales.

ARROZ INTEGRAL
La cascarilla (que no lleva el arroz blanco) contiene las siguientes materias nutritivas: Proteínas, lípidos, vitaminas, enzimas… El arroz integral contiene 12 aminoácidos esenciales (porque son indispensables para la construcción y reparación celular) así como las vitaminas E, B1, B2, B6, y pro-vitamina A.

MIJO INTEGRAL
Es rico en ácido silícico (saludable para la piel, los cabellos, las uñas, y los dientes) magnesio y lecitina (el alimento del cerebro). Cereal adecuado para el páncreas y bazo. Muy digestivo y no produce flatulencias.

TRIGO SARRACENO
Posee propiedades revitalizadoras del organismo. Ideal en épocas de frío porque mantiene el calor corporal.

TRIGO CANDEAL
Es el grano universal y con el se fabrica el pan de cada día tiene un elevado contenido de proteínas y de gluten. El pan debe ser hecho con harina integral y levadura madre.

AVENA
Cereal muy energético y es el más rico en proteínas y lípidos, y un elevado contenido de vitamina B1 tomado en grano.

DERIVADOS DEL TRIGO
Espaguetis, fideos, macarrones… energéticos y muy digestibles SI SON INTEGRALES.

CUCUS INTEGRAL.
Sémola de trigo, típica de países árabes, fácil de preparar, al igual que las pastas es ideal para niños.

POLENTA
Sémola de maíz, muy digestiva, refrescante para el organismo.

Leguminosas y sus derivados

SOJA
Destaca por su riqueza en proteínas (24%) contiene todos los aminoácidos esenciales, los hidratos de carbono muy asimilables y el alto contenido en fibra. En cambio es pobre en grasas.

Derivados de la Soja:
- TOFU
Llamado comúnmente el queso de la soja, se obtiene cuajando la leche de soja. Muy asimilable, tiene todas las propiedades de la soja. Es rico en calcio. Colabora en el crecimiento de los niños.





- TEMPEH
Es otro derivado de la soja, mediante un proceso de fermentación con calor. Se presenta en piezas compactas
Tiene las mismas propiedades que el tofu, es muy nutritivo.
-PROTEINA DE SOJA, se puede equiparar a la carne. La ventaja es que no tiene los efectos secundarios de ácido úrico, hormonas, de la proteina animal.
Diferentes alimentos obtenidos de la fermentación de la soja, a veces en presencia de un cereal, como el arroz o la cebada hace que se origine una mayor concentración de aminoácidos complementarios y su mejor asimilación .
Además de la reacción enzimática que producen, entre otras propiedades, controlan la flora intestinal.
- LECHE DE SOJA
Fuente de proteínas de alta calidad. Sin colesterol.



Algas marinas
Una de las fuentes naturales de proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos, imprescindible en la dieta equilibrada. Se las llama verduras del mar. Son ricas en calcio, fósforo, yodo, hierro, enzimas, magnesio, azufre, cloro, manganeso y silicio, así como en los oligoelementos cobre, zinc, níquel, molibdeno, plata, cromo etc…


En recientes investigaciones, se demuestra que el principal constituyente de las algas es el ácido Algínico que no se destruye durante la digestión. Este ácido tiene la particularidad de atraer y eliminar del cuerpo metales pesados como As, Pb, Hg y elementos radiactivos, como St, Co, etc.. Por ello, el consumo diario de algas evita que nuestros órganos básicos se vean afectados por la polución ambiental. Las más utilizadas son:
- KOMBU
Es el alga más rica en yodo. Resulta muy indicada para la tiroides, afecciones circulatorias, artritis, flebitis.
- IZIKI Y HIJIKI FUSIFORME
Tienen un elevado contenido en calcio y caroteno o pro-vitamina A. Indicada para conservar el cabello y fortalecer las uñas. Se recomienda para niños y madres gestantes.
- WAKAME
Es el alga más rica en vitamina B12. Ideal para dietas vegetarianas.
- NORI
Es un alga muy apropiada para trastornos circulatorios y para conservar el cabello.
- AGAR-AGAR
Se preparan gelatinas. Casi no tiene calorías, llena el estómago con lo que es muy utilizada en dietas de adelgazamiento para dar sensación de plenitud. Evitando el debilitamiento del organismo, por ser rica en minerales.



El sésamo y sus derivados
Es una planta oleaginosa, contiene elevadas cantidades de lecitina y fósforo (especialmente para el Sistema Nervioso) y una gran cantidad de aminoácidos esenciales destacan de su composición. Del sésamo en grano se prepara el gomasio, el tahín, y el aceite de sésamo.
Todos ellos tienen grandes cualidades nutritivas y son un buen reconstituyente energético.



Tés
Se suele beber en exceso bebidas artificiales y con gas. Las comidas fuertes provocan sed. Un exceso de líquido sobrecarga los riñones y debilita el sistema circulatorio.
Sería bueno incorporar el líquido a través de caldos y de tés en las comidas.
- TÉ KUKICHA
- TÉ BANCHA
- TE DE 3 AÑOS
Tienen efectos digestivos y alcalinizantes entre otros.


Conclusión
Hoy en día hacer una dieta equilibrada integrada a nuestra dieta habitual, simplemente sustituyendo más proteína animal por la vegetal, y consumiendo productos frescos, verduras, frutas de nuestra zona; se conseguiría una alimentación sana, equilibrada y adaptada a las necesidades actuales, sin tener en carencias nutricionales. Siempre y cuando sepamos excluir el exceso de dulces, azúcar, harinas refinadas, bollerías, lácteos, etc… lo único que hacen es robar nuestra fuerza vital, y mantenernos constantemente en un estado de cansancio físico e intelectual. A la vez, que nos predispone a cualquier tipo de trastorno de salud al que tengamos tendencia familiar o hereditaria.

La sensación de descongestión y de mejora es progresiva aunque es diferente en cada organismo dependiendo del punto de salud del que parta.
No implica una doble cocina, sólo una sustitución de algunos alimentos por otros más integrales, más vivos.
Conforme se abandonan productos excitantes, como las carnes, dulces, bebidas alcohólicas… los órganos gustativos regeneran y se empieza a redescubrir el auténtico sabor de los alimentos. Y se aceptan más los sabores naturales de los cereales, las algas, etc…

En esto de las dietas podemos encontrar en la calle miles de métodos diferentes encaminados a ayudarnos a comer de forma saludable, aunque básicamente todos ellos están basados en las mismas claves: pocas grasas y mucha fruta y verdura. Estos son los pilares básicos de la denominada dieta del Yin y el Yang que basa su filosofía en la necesidad de que exista un equilibrio entre los grupos de alimentos que se enmarcan en cada una de estas categorías. Así, habría una serie de alimentos que contienen energía fría tales como las verduras y hortalizas, los zumos de frutas, la leche, los yogures y los productos azucarados en general.

Por su parte, los alimentos Yang aportan energía templada y son básicamente las carnes, pescados, huevos, especias picantes, frutos secos, semillas y cereales. La dieta del Yin-Yang se basa en que si una persona se encuentra en un estado Yin, esto es, estresada o hiperactiva, deberá consumir alimentos Yang para equilibrar su organismo; mientras que si atraviesa un estado Yang, es decir, si está deprimida, deberá tomar el grupo de alimentos Yin.

Tan importantes son todos los sabores como todas las texturas. Por eso, los desayunos, las comidas y las cenas han de ser variadas; de todo un poco en el mismo plato, siempre. Sólo así tu cuerpo se saciará y no te pedirá más comida.
El plato diario debe de contener todos los sabores (ácido, dulce, salado, amargo y, si puedes, agrio). Intenta combinar una ración pequeña de cereal completo y otra de legumbre, en la proporción de 1/3 cereal + 2/3 leguminosa, el resto ha de ser proteína.
Además, es importante que la mitad del plato ha de ser verdura (salteada, al vapor o cocida…está última menos pues resta energía). En cuanto a la composición de las verduras intenta que tengan todos los colores posibles y jamás te olvides de crucíferas y las liliáceas. Son las que más te van a ayudar a depurar tu organismo.

Por otro lado intenta introducir algas en tu dieta, son fundamentales: kombu, arame, wakame… Tienen muchos minerales y proteínas.
Asimismo, la cúrcuma es imprescindible. Es un antiinflamatorio natural y va muy bien para la dermatitis.


Todo el proceso de curación debe de basarse en el equilibrio ácido-alcalino y en la pirámide de los alimentos Yin y Yan. ¡Y no tiene nada que ver con las calorías o el colesterol! Solo así tu cuerpo se equilibrará y recuperará la salud perdida.
El centro de la pirámide lo forman: cereales completos, legumbres, verduras templadas, frutos secos, las raíces, las algas, liliáceas y crucíferas, verduras amargas. Esta será la base de nuestra alimentación.

Las carnes, los pescados, los huevos, el miso, la sal… son alimentos Yan: nos contraen y hacen que nos interioricemos demasiado, con mal humor, testarudez…
Y todo aquello que hace que nos sintamos desinhibidos son Yin: alcohol, verduras crudas, té, café, azúcar, frutas, infusiones, aceites, y las tan polémicas solanáceas (prohibidas si sufres de dolores asiduamente).

Por eso, si tienes fatiga, intenta consumir alimentos del centro en cada comida.
Evitar el mono del dulce has de saber una cosa: la sal es Yan y para complementarse requiere grasas, que son Yin. Por eso hay que cocinar con grasas, aunque olvídate el chorizo y el jamón. Cuando hablamos de grasa nos referimos al aceite de los salteados o de las ensaladas, el coco, los frutos secos… Si ese equilibrio está descompensado, el cuerpo te pedirá azúcar a las dos horas de comer.

Por ejemplo: una zanahoria no sabe igual de dulce rehogada que salteada en la sartén. Que los crudos nos dispersan y los rehogados aumentan nuestra concentración. Que el alcohol nos desinhibe (de los más Yin) y que las personas que consumen carne y mucha sal cristalizan demasiado sus ideas y son testarudos y poco transigentes.

http://ortomolecularforce.blogspot.com/