CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




sábado, 11 de febrero de 2012

LA VERDAD DE LA VITAMINA B12

La verdad acerca de la vitamina B12: Los peligros de su exceso

Por: Dr. Félix E. F. Larocca

La vitamina B12 ha sido de mucha utilidad y de interés en el ejercicio de la medicina y de la psiquiatría, de la cual esta última constituye parte integral.

image

Por muchos años nos hemos asociado con especialistas que hacían uso de esta vitamina extraordinaria en adición a otras que administradas en megadosis formaran las bases de la medicina y psiquiatría ortomolecular, inspiradas en los trabajos y filosofía de Linus Pauling.

De utilidad y beneficio la he recetado, personalmente, en las disorexias, en el síndrome de fatiga crónica, en la fibromialgia y en la ‘locura megaloblástica’.


Evolución y proceso

Hace menos de treinta años que pacientes que se quejaban de fatiga, recibían un inyección mágica’ que les elevaba sus niveles de energía de una manera impresionante.

¿Qué era esta inyección milagrosa?

Este ‘tónico’ era una dosis inyectada de vitamina B12.

A pesar de que la práctica de administrar esta vitamina por la ruta parenteral ha caído en desuso, la ciencia médica moderna comienza a comprender la razón por la cual la vitamina B12 hace que quienes la reciben se sientan mejor, y las razones --- más allá del efecto placebo --- cuando se recibe por inyección.


El gran alcance de los efectos de la deficiencia de la vitamina B12

La vitamina B12, es asimismo conocida como la ‘cobalamina’ porque contiene el mineral cobalto, que es esencial para un número extraordinario de funciones físicas y de reacciones químicas en el cuerpo.

Deficiencia B12

Mejor conocida por su participación en la producción de hematíes, también es necesaria para la fabricación y el mantenimiento de la envoltura de mielina que rodea los nervios y para la manufactura del ADN, el material genético de todas las células.

Y todavía hay más…

La deficiencia de vitamina B12 puede repercutir negativamente por todo el cuerpo, ya que puede afectar casi todos los sistemas del organismo, como a continuación veremos:

  • Energía: Aún las deficiencias más mínimas de vitamina B12 puede causar fatiga, dificultades con la respiración y debilidad general.
  • Sistema nervioso central: La falta de esta vitamina puede resultar en cambios neurológicos, incluyendo adormecimiento y de las manos y los pies, problemas con el equilibrio, depresión, confusión, faltas de memoria y síntomas parecidos a la enfermedad de Alzheimer. Deficiencias prolongadas de B12 pueden resultar en daño permanente al sistema nervioso.
  • Sistema gastrointestinal: Las deficiencias de B12 pueden causar pérdidas del apetito, estreñimiento, diarrea --- o diarrea alternando con constipación --- pérdidas de peso y dolor abdominal.
  • Sistema inmune: Esta vitamina es necesaria para la función normal de las células blancas de la sangre. Estudios han demostrado que la B12 asiste en la regulación de las células T y previene daños a los cromosomas.
  • Sistema cardiovascular: La vitamina B12 participa en la conversión de homocisteína a metionina. Niveles elevados de homocisteína se reconocen como riesgo independiente a los ataques del corazón, accidentes cerebro-vasculares y trombosis. Sin un nivel adecuado de esta vitamina los niveles de homocisteina se elevan.
  • Sentidos especializados: Cambios degenerativos en el sistema nervioso central causados por la deficiencia B12, puede afectar el nervio óptico resultando en la ceguera para los colores amarillo-azul.
  • Otros síntomas de esta deficiencia: Incluyen dolores dentro de la cavidad bucal y de la lengua.
Dieta vegetariana
Con tantas funciones esenciales a riesgo, no debe de resultar sorprendente que los clínicos e investigadores expertos consideren el suplemento de la vitamina B12 beneficial.

Los científicos antes creían que muy pocas personas sufrían de deficiencias vitamínicas B12. Esta asunción falsa puede que haya tenido su origen en la creencia de que esta vitamina se produce normalmente en el cuerpo por una población normal e eficiente de bacterias intestinales.

Segundo, porque al contrario de las otras vitaminas hidrosolubles, la B12 se almacena en el hígado, los riñones y otros tejidos.

Las deficiencias de esta vitamina --- a menudo --- se manifiestan tan lentamente, que pasan desapercibidas, y --- más importantemente --- los exámenes de laboratorio, de B12 fallan en detectar las deficiencias en, por lo menos, un 50% de los casos.

Entonces, la respuesta a la pregunta lógica: ¿Quiénes están a riesgo de padecer una deficiencia de esta vitamina?

Regulación de la digestión

Estudios recientes, demuestran que un segmento mayor de la población del que antes fuese sospechada, padece de esta carencia.

Porque la asimilación de la vitamina B12 requiere un complemento adecuado de ácido estomacal y factor intrínseco, y porque la cantidad de ácido en el estómago declina con el envejecimiento, las personas sobre los cincuenta años se consideran la mayor población a riesgo para esta insuficiencia.

Estudios previos, demostraron que de un 3 a un 39% de las personas mayores de 50 años puede que tengan deficiencias de B12, aunque estudios más recientes sugieren que esa figura puede que sea muy posiblemente, tan alta como de un 72% a un 78%.

Las personas vegetarianas y las vegetarianas estrictas (vegan) son la otra población que se considera a alto riesgo para esta insuficiencia, parcialmente por la cantidad disminuida de alimento de origen animal conteniendo vitamina B12 y, asimismo, porque muchas comidas procedentes de fuentes vegetales, como son las algas marinas, deben ser consumidas en cantidades enormes para suministrar un complemento adecuado de la vitamina B12.


Otros grupos a riesgo para ser deficientes de vitamina B12 incluyen:

  • Aquéllos quienes usan drogas que bloquean o neutralizan la acidez (como Prevacid, Nexium y otras) o drogas que interfieren con la absorción intestinal (como metformin, Questron y la cloromicetina).
  • Personas que ha tenido cirugías gastroplásticas, y
  • Personas que sufren de enfermedades crónicas, como son el síndrome de la fatiga crónica y la fibromialgia (Véanse mis artículos al respecto en psikis.cl y en monografías.com).

El crecimiento excesivo bacterial en el intestino delgado --- ocurrencia frecuente en personas con poca acidez estomacal --- representa un factor que predispone a la deficiencia B12, porque las bacterias mismas consumen la vitamina B12.

Recientes estudios alarmantes, sugieren que la deficiencia en la vitamina B12 es mucho más frecuente en adultos jóvenes que lo que antes se anticipara.

Un reporte reciente encontró que la deficiencia de esta vitamina era similar en tres grupos cronológicos: 26-49 años, 50-64 y 65 años y mayores --- pero que los síntomas adelantados eran menos pronunciados en las edades tempranas.

Estructura química de la cobalamina
Este último estudio asimismo estableció que las personas que no tomaban un suplemento conteniendo esta vitamina eran dos veces más propensas a ser deficientes, sin que la edad importase.

Cobalamina

Cobalamina es el término colectivo que aplica a cuatro formas muy similares de vitamina B12: cianocobalamina, metilcobalamina, hidroxicobalamina y adenosilcobalamina.

Existen cuatro formas de la vitamina: ¿cuál es la mejor?:

  • Cianocobalamina, es la forma más común de la vitamina B12 que se encuentra en los suplementos nutricionales, posee la menor actividad biológica de todos, y debe de ser convertida en el hígado en metilcobalamina o adenosilcobalamina, antes de que pueda ser utilizada.

Porque puede ser convertida en otras formas de la vitamina B12, cianocobalamina puede ser considerada como la ‘forma matriz’ de la B12. Sin embargo, esta conversión, a veces resulta ineficiente y por ello, algunas personas puede que no se beneficien de la cianocobalamina, debido a una asimilación incompleta o conversión adecuada.

  • Metilcobalamina, se considera, por muchos investigadores, como la forma más activa de la vitamina B12. Protege el sistema nervioso por medio de la regulación del daño inducido por el glutamato --- común en el envejecimiento --- y por la promoción de la regeneración celular.

La metilcobalamina, es la única forma de la vitamina B12 que participa en la regulación de ritmos circadianos (estados de dormir/vigilia). Se ha constatado que mejora el sueño en su calidad y restauración, así como incrementa los sentimientos de bienestar, concentración y vigilancia.

  • Adenosilcobalamina (dibencocide), es la segunda de las formas activas de la vitamina B12. Ésta es esencial para el metabolismo de la energía. Es básica para la formación de la capa de mielina y para la síntesis de las nucleoproteínas. Sus deficiencias se asocian con la degeneración neural y de la médula espinal.
  • Hidroxicobalamina, es una forma única de la vitamina B12 en que posee un rol en la desintoxicación, especialmente en la intoxicación con el cianuro.

Los niveles de cianuro, a menudo están elevados en los fumadores, en personas que consumen alimentos altos en contenido de esta sustancia (como la mandioca), y en personas que sufren de ciertos defectos metabólicos.

La yuca y el tabaco son ricos en cianuro…
El exceso de cianuro en los tejidos bloquea la conversión de cianocobalamina a metilcobalamina o adenosilcobalamina. En tales casos, hidroxicobalamina puede resultar en la vitamina B12 de preferencia. Hidroxicobalamina ha sido aprobada por el gobierno norteamericano para el tratamiento del envenenamiento por cianuro.

¿Cuál es la ruta preferible: oral o inyectable?

Aunque, en la opinión de muchos, la ruta parenteral es la mejor, otros mantienen que la oral es tan efectiva.

En nuestra opinión, dependiendo de la gravedad de la situación, el método que combine ambas modalidades constituye el mejor para el tratamiento de todas las situaciones que requieren el uso de esta vitamina.

En síntesis, y antes de proseguir con esta ponencia:

La deficiencia de la vitamina B12 es más difundida de lo antes creído. Un 30% de la población joven y un 78% de la población mayor la sufren.

Personas que están a alto riego, incluyen:

  • Adultos mayores de cincuenta años
  • Vegetarianos de todo tipo
  • Personas que toman antiácidos y drogas neutralizantes de la acidez estomacal
  • Personas con trastornos cognitivos o que sufren de enfermedades crónicas

El Instituto de Medicina Norteamericano recomienda que adultos por encima de los cincuenta años obtengan su vitamina B12 en forma de suplementos.

Porque las pruebas de laboratorio, a veces, no son precisas, se entiende que deficiencias tempranas, muy a menudo, no se detectan.

Los síntomas y los efectos secundarios de esta deficiencia, son muchos y variados, imitando otras condiciones como la fibromialgia y el síndrome de la fatiga crónica.

Si estas deficiencias no se descubren y se corrigen a tiempo, daños permanentes e irreversibles al sistema nervioso central pueden ocurrir.

Dermatitis psoriasiforme

Nuestra tesis, en esta ponencia, es que la vitamina B12, usada en exceso, ha causado muchos problemas que no se reconocen porque existe una falsa creencia que esta vitamina no se puede administrar en exceso.

El caso que aquí presentamos desmiente esta creencia y se introduce para alertar al clínico de los problemas, que potencialmente, pueden resultar del uso de esta vitamina tan prescrita.


La paciente con la locura megaloblástica y la ‘dermatitis psoriasiforme’

Alba, fue la persona que describiéramos en el artículo: La locura megaloblástica, cuyo tratamiento concluyó felizmente con el uso de la cobalamina.

Habiendo recibido solaz por el uso de la medicina, y aconsejada por un amigo médico que continuara usando la cianocobalamina, incorporando dosis diarias de 1.500 milígramos de la presentación inyectable y oral.

Alba, nunca se apartó de administrase sus medicamentos, con la convicción absoluta de que: ‘ni la vitamina C ni la B12, en cualquier dosis, pueden causar ningún daño’ se repetía a sí misma haciendo eco a la observación malentendida del galeno quien --- para ella --- pronunciara.

Mujer bien educada y muy adepta a procurar información en el internet para todo lo que a la salud propia y de su familia incumbiera, acumuló una colección extensa de artículos acerca del uso de la vitamina B12. La que continuara usando con abandono total.

De hecho, la recetaba libremente a todos quienes desearan escuchar sus disertaciones eruditas acerca de esta ‘medicina milagrosa’.

La pesadilla comienza…

El despertar del ensueño fue traumático…

Una mañana cuando fue a visitar su pedicura, como hiciera rutinariamente, ésta le dijo en shock: ‘doña Alba, ¡sus piernas lucen horribles!’.

Alba, observó la reflexión en el espejo, que le quedaba frente al sillón, percibiendo bandas bilaterales de lesiones que cubrían las extremidades desde los tobillos hasta la porción media de la pierna.

No recordaba haberlas visto la noche anterior.

Para una mujer atlética y que disfrutaba de nadar en las playas y en su piscina privada, esto constituyó una experiencia traumática.

‘Parece que tengo lepra’, le expresó al dermatólogo que la viera en consulta.

El médico, manifestó sus dudas acerca del diagnóstico, por Alba ofrecido, y le indicó que tenía psoriasis incipiente --- a pesar de que la distribución de las lesiones no era típica. Le hizo varias biopsias de los tejidos afectados y dio comienzo a un tratamiento vigoroso con pomadas, y anti fungicidas por la vía oral.

Varios días después, el médico compartió con su paciente las malas nuevas de que sufría de una dermatitis psoriasiforme, o peor, tal vez, de la psoriasis misma.

Entonces, añadió a la terapia una crema basada en un compuesto de creosota, la que provocó una reacción alérgica extrema, por la que Alba tuvo que recibir dosis masivas de esteroides.

Durante el mes que permaneció en el tratamiento con los esteroides, varias cosas sucedieron:

  • Las lesiones psoriasiformes desaparecieron, pero una giba se desarrolló en la base del cuello y una cara de luna comenzó a esbozarse con la aparición de inflamación de las glándulas parótidas.

Así lucían las lesiones…
Con esta complicación, el tratamiento hormonal se interrumpió, y el retorno de las lesiones siguió en asunto de unos pocos días. Sólo que esta vez, las lesiones eran más profusas, escamosas, y, ahora, cubrían los brazos, los muslos y áreas del rostro.

Las lesiones nunca hicieron su aparición en el tronco.

Síntomas de comportamientos paranoicos reaparecieron, resultando en una consulta, mientras se esperaba terminar los trámites para que la paciente viajara a los Estados Unidos.

Se decidió en hacer un nivel de vitamina B12, mientras los dermatólogos consideraban el uso de Embrel.

Los resultados de todas las pruebas de laboratorio eran normales, pero el de la vitamina B12 fue el siguiente:

>2.000m con el ámbito normal siendo 242-894 pg/ml.

Con este hallazgo, y, como las lesiones típicas de la psoriasis nunca aparecieran, el tratamiento con el dermatólogo cesó, a favor de un curso de psicoterapia de soporte y la interrupción total del uso de la vitamina B12.

Tomaría más de un año para el retorno de la apariencia de la piel a su estado normal.

Una revisión de la literatura no resultó en conseguir reportes de complicaciones dermatológicas con el uso excesivo de la cobalamina, hasta que fortuitamente encontráramos una crónica breve en la que se muestran las manos de un paciente cuyo uso de esta vitamina por ocho meses resultó en un enrojecimiento de las palmas de ambas manos.

El reporte no indica el sexo del paciente, la dosis que se recetara, ni la duración de la abstinencia del uso de la vitamina para que la piel retornara a su condición normal.

Discusión

La vitamina B12 se vende con mucha libertad en el internet y se receta sin titubeos como si ésta fuera el ‘elíxir de la vida’.

Como adjunto a muchas terapias posee un lugar único en la farmacopea. Pero, debe de tenerse en cuenta que sus usos deben de ser cuidadosamente regulados.





Fin de la lección.

Se recomienda también revisar el siguiente articulo:

  • Larocca, F: (2008) Medicina, psiquiatría ortomolecular y vitamina B12 en monografías.com
  • Larocca, F: (2008) La enfermedad de Lyme: La gran imitadora en psikis.cl y en monografías.com
  • Larocca, F: (2008) La locura megaloblástica en monografías.com

por maria angelica sassone