CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG




jueves, 2 de febrero de 2012

DONDE UBICAR EL NIÑO INTERNO..COMO PROCEDER PASOS 1-2-3


1 HABLAR CON TU NIÑO INTERIOR.
El niño interior lo podemos situar dos dedos por debajo del ombligo, justo donde está el segundo chakra.La forma práctica de ubicarlo es sencilla…como es una técnica ancestral ,lo puedes ubicar simplemente pasando la mano delante de esa zona hasta que sientas cosquillas ,energía o cambios de temperatura..los Inkas a eso le llamaban ubicar el qosqo.El maestro Omraam Aivanhov decía que ese centro es el que nos comunica con el mundo inconsciente o la entrada al Cosmos. Una vez ubicado, te enfocas en esa zona y le pides a tu Niño:

“Niño por favor puedes conectarte con la Fuente (Dios, Universo, Alá…según tus creencias) para sanar, gracias”.

2 EL NIÑO PIDE A LA FUENTE:
Le dices a tu Niño:

“Por favor Niño pide a la Fuente que nos sane, de forma que limpiemos esos pensamientos, que hacen que veamos a esta persona como cualquier cosa que no es un
SER PERFECTO o de LUZ.”

3 REPETIR

Una y otra vez pensando en la persona que vemos como enferma.
“Lo siento, Te Amo, Por favor Perdóname y Gracias”

Gracias a NN, volvía a caer en mis manos el ho’oponopono, esta vez a través de un webinario celebrado en la Fundación Sauce por John Curtin quien asistió a una conferencia en Cork (Irlanda), dictada por el mismísimo Dr. Len, desarrollador del ho’oponopono actualizado y responsable de sanar al pabellón de criminales insanos.
El primer concepto que hay que hay que tener en cuenta en el ho’oponopono, es que tu creas tu Realidad, es decir que cada una de las personas que están en tu vida se comportan como tu esperas que lo haga.

Las personas enfermas que forman parte de tu realidad lo están por que tú las has invitado a tu vida como una persona enferma, la buena noticia es que en cuanto dejas de verla como un enfermo la enfermedad desaparece.

Para sanar una persona deberás sanar la parte de ti que ve a esa persona enferma y lo maravilloso del ho’oponopono es que no tienes que saber como funciona, no tienes que saber nada, simplemente aplicarlo.

El proceso de sanación no puede ser realizado desde un acto consciente o mental y es importantísimo tener en cuenta que ha quien estas sanando es a TI, a la parte de ti que ve a esa persona como un enfermo y no al enfermo propiamente dicho.
¿Quién es el niño interior? Es el cúmulo de creencias existentes desde el primer hombre y que heredamos todos los humanos, es la conciencia colectiva.

En nuestra vida cotidiana el niño interior percibe e interactúa con el mundo que le rodea dirigiendo inconscientemente nuestras emociones y nuestro comportamiento.
Un concepto muy a tener en cuenta es el de 100 % responsabilidad, cuanta más responsabilidad asumamos en relación a la enfermedad que hemos creado en esta persona antes sanará.

Si ves a cada persona enferma o que piensas que esta mal (feos, altos, bajos, tuertos, antipáticos….) como una oportunidad para SANARTE a ti mismo, cambiarás el mundo.

A llegado la hora de que pongas ACCION, sánate a ti mismo utilizando ho’oponopono y sanarás tu mundo.

por jorge carmona